ECONOMÍA: Análisis del ajuste a la baja de la calificación de la deuda soberana de México.

El 5 de junio las agencias calificadoras anunciaron acciones negativas sobre la deuda soberana. Mientras que el mundo se enfocaba en la disputa entre EUA-México, Fitch redujo la calificación de México y revisó su perspectiva a estable desde negativa. Asimismo, Moody’s revisó la perspectiva crediticia de México a negativa desde estable, aunque la calificación correspondiente permanece en A3. Destacamos que aunque las escalas de las agencias calificadoras difieren, Fitch ahora coloca a México solamente dos escalones por encima de grado especulativo, mientras que Moody’s y Standard & Poor’s dejan al soberano a salvo en la zona de grado de inversión. Aun así, el riesgo país implícito de México se mantiene más alineado con los de soberanos con una menor calificación. Las decisiones por parte de Fitch y Moody’s están basadas en preocupaciones sobre la perspectiva fiscal del país, principalmente relacionadas a la incapacidad del gobierno de delinear un plan energético convincente, particularmente para el sector petrolero. Esta es la cuestión en la que probablemente se enfoque la atención del mercado en los siguientes días.

Las razones detrás de las acciones calificadoras son congruentes con la reciente revisión del marco macroeconómico de México. Recientemente Citibanamex cambió sus pronósticos de crecimiento del PIB: a 1.2% y 1.7% en 2019 y 2020, respectivamente, y a un promedio de 1.9% durante el mandato de AMLO (2019-2024)1. Estos cambios provinieron de la aparente naturaleza discrecional de la toma de decisiones bajo la administración actual y su impacto perjudicial sobre los “espíritus animales” y sobre las finanzas públicas en general.

En opinión de Citibanamex, esto va en línea con las razones de las agencias calificadoras—las cuales Moody’s resume bien al referirse a una “implementación de políticas impredecible […] minando la confianza de los inversionistas y […] la perspectiva fiscal de México”. Sobre lo último, se ha expuesto que en ausencia de una reforma fiscal que busque aumentar la recaudación, las nuevas trayectorias macro reflejan dificultades crecientes por mantener presupuestos balanceados. Así, se prevé que los RFSP se muevan desde 2.7% del PIB en 2019 a 3.8% en 2024. Las valoraciones de las agencias sobre una débil actividad económica también son congruentes con los resultados de la Encuesta Citibanamex de Expectativas, la cual muestra una recurrente revisión a la baja de expectativas de crecimiento.

Las acciones de las calificadoras parecen ser independientes de la negociación EUA-MEX respecto a las amenazas arancelarias. Las declaraciones de las agencias calificadoras apenas aludieron a las tensiones entre los dos países sobre comercio y migración, si acaso las mencionaron. Aun así, el peso comenzó a depreciarse antes de los anuncios de las agencias.

Con independencia del acuerdo al que se llegó el viernes 7, se mantiene el escenario macro y se siguen viendo riesgos inclinados a la baja para el crecimiento.

 

Con información de Citibanamex*

OFICINAS PROSPECTA

Blvd. Adolfo López Mateos 3401 Ote.
Fracc. Julián de Obregón
C.P.: 37290

León, Guanajuato, México

Tel. (477) 152 9000 ext. 9072
Fax (477) 152 9005

LADA SIN COSTO

01 800 522 42 34
01 800 248 90 00

SALAS

SÍGUENOS

© Todos los derechos reservados 2013. Adolfo López Mateos #3401 Fraccionamiento Julián de Obregón, 37290 León, Guanajuato - 01 477 152 9000