ECONOMÍA: Resumen semanal de la evolución económica y financiera de México y el mundo.

Agencia GAEAP. 11/04/21.- A continuación se presenta un resumen de las principales noticias económicas y financieras de México y el mundo durante la semana del 5 al 9 de abril de 2021.

Nacionales

Hacienda presenta Pre-Criterios para 2022. La SHCP presentó su macro macroeconómico para 2021- 2022 como parte de los Pre-Criterios de Política Económica para el próximo año. El documento presenta un pronóstico de crecimiento económico más optimista que el consenso de analistas. Para el 2021 espera un crecimiento de 5.3% (vs consenso: 4.5%) y para 2022 en 3.6% (vs 2.7%). Para la tasa de política monetaria, Hacienda anticipa un nivel de cierre de 3.75% para 2021 y 4.25% para 2022, lo cual implica un recorte en lo que resta de este año y dos incrementos de 25pb para 2022. En lo que refiere al petróleo, se prevee una producción petrolera de 1.8 millones de barriles diarios (mmbd) para 2021 y 1.9mmbd para 2022, lo que se compara optimista frente la expectativa de Citibanamex cercana a 1.6mmbd en el mismo periodo. En cuanto a la expectativa de precios del petróleo, la SHCP es más conservadora que el estimado de Citibanamex, anticipando 55 y 53 dólares por barril para este y el próximo año (vs nuestro pronostico: 63 y 51dpb, respectivamente). Finalmente, el documento considera un balance primario de 0.0 % del PIB para 2021 y 0.4% para 2022, mientras que los requerimientos financieros del sector público (RFSP) serían de -3.3% del PIB en 2021 y -2.9% en 2022.

Los especialistas en economía del sector privado ajustan al alza sus estimados de crecimiento e inflación en la encuesta de Expectativas de Banxico correspondiente a marzo. La mediana de la encuesta referente a la expectativa de crecimiento para 2021 se ubicó en 4.50% desde un nivel previo de 3.67% y para 2022 en 2.70% desde 2.60%. Para la inflación general, el pronóstico para 2021 y 2022 aumentó a 4.14% y 3.60%, respectivamente, desde niveles previos de 3.90% y 3.51%. También se destacó que ahora los especialistas prevén que la tasa de fondeo concluya 2021 y 2022 en 4.00% en lugar del pronóstico anterior de 3.75% y 4.00%. Finalmente, los participantes pronostican una mayor depreciación de la moneda mexicana, ubicando la paridad peso dólar al cierre del 2021 y 2022 en 20.50 y 21.10 unidades desde 20.30 y 20.85 en la encuesta anterior.

Las remesas alcanzan 3,173 millones de dólares durante febrero. Dicha cifra implica un incremento anual de 16.2%, extendiendo a 10 meses consecutivos la racha con lectura positiva. En su comparación mensual, el monto de remesas enviado en febrero es 3.8% inferior a los envíos de enero; mientras que el número de envíos fue menor en 6%, el monto promedio por envío creció 2.3%, a 351 dólares.

Mejoran los índices manufactureros en marzo. Los indicadores manufacturero y no -manufacturero del IMEF retornaron a zona de expansión al ubicarse en 50.7 y 52.8 puntos respectivamente desde niveles previos de 49.1 y 49.4 puntos.

Encuesta Citibanamex de Expectativas. No se esperan más recortes por un tiempo. El consenso de analistas en la Encuesta Citibanamex de Expectativas ahora ve la tasa de política al cierre del año en 4.00%, desde 3.75% hace una quincena. El pronóstico mediano para la tasa de política al cierre de 2022 se mantiene en 4.00%, como en la encuesta anterior. Hacemos notar que una gran mayoría de participantes en esta encuesta (17/26) omitió mencionar cuándo estiman que se daría el próximo movimiento de la tasa de política, lo que implica que la fecha mediana para el próximo movimiento esperado (ahora may-22 vs mar-21 anteriormente) se basa en las respuestas explícitas de solo nueve instituciones.

Un peso más débil para 2021 y 2022. El consenso estima al peso al cierre de 2021 en 20.50 unidades por dólar, mayor al nivel de 20.30 previsto hace una quincena. Al cierre de 2022, el USDMXN se estima en 21.00, mayor a los 20.55 pesos por dólar esperados hace dos semanas.

Las expectativas de inflación general al cierre de 2021 aumentan a 4.10% desde 3.95% hace quince días. La inflación subyacente esperada para 2021 se mantuvo en 3.60%. En cuanto a las expectativas de inflación general y subyacente para el cierre de 2022, ahora se ubican en 3.53% y 3.44%, respectivamente (3 y 4 pb más que hace quince días, en el mismo orden).

Las expectativas de crecimiento del PIB en 2021 se ubican ahora en 4.6%. Esto es ligeramente mayor al 4.5% en la encuesta previa, y la estimación más alta para 2021 desde que se incluyó esta pregunta en la encuesta en enero de 2020. La incertidumbre alrededor de este pronóstico ha disminuido, con expectativas que se mueven en un rango desde 3.8% hasta 5.8%. Para 2022, las tasas esperadas de crecimiento del PIB permanecen en 2.7%, como en nuestras últimas tres encuestas.

Demanda agregada se recupera poco a poquito. El consumo de servicios mantiene un lento ritmo de recuperación. El consumo privado en enero mejoró marginalmente frente al mes anterior, pero se mantiene significativamente por debajo de los niveles pre-pandemia. Comparado con enero del año pasado, el consumo se contrajo -5.7%. Al interior de los datos vemos una divergencia importante entre la recuperación de bienes y servicios. Los primeros se encuentran ligeramente por debajo de los observados en enero de 2020 (-0.2%); mientras que los servicios presentan un rezago importante y se encuentran a -14% en la misma comparación. Por otro lado, el consumo de bienes importados, que había regresado a niveles prepandemia en los meses anteriores, se incrementó de manera significativa en enero con un salto de 7.6% frente a lo observado un mes antes, llevando a su comparación anual a 8.7%.

La inversión acelera ligeramente el paso en enero, pero se mantiene 9.6% por debajo de su nivel de un año atrás. La inversión en enero volvió a la senda de recuperación con un incremento de 3.3%, después de un pequeño traspie en diciembre. Tres de los cuatro principales componentes de la inversión mostraron una recuperación significativa en el mes: la adquisición de maquinaria y equipo nacional aumentó en 3.5% mensual, mientras que la importada creció 4.0% y la construcción no residencial se incrementó en 7.4%. En contraste la construcción residencial tuvo un desempeño más moderado con un incremento de 0.8%. Sin embargo, la inversión y sus componentes se mantienen lejos de los niveles observados antes de la pandemia. Con respecto al año anterior, la construcción se encuentra casi 12% abajo, mientras que la maquinaria y equipo es 5% menor.

La inflación mensual alcanzó un máximo de 22 años en marzo. El Índice Nacional de Precios al Consumidor creció 0.83% mensual en marzo, en línea con el pronóstico de 0.82% y ligeramente por arriba del consenso de la Encuesta Citibanamex de Expectativas de 0.80%. A tasa anual, la inflación general alcanzó 4.67%, mayor que la de 3.76% registrada en febrero.

La inflación subyacente se ubicó en 0.54% mensual, ligeramente mayor a nuestra estimación y la del consenso de 0.50% y 0.51%, respectivamente. El incremento mensual de los precios subyacentes se explica principalmente por el crecimiento mensual de 0.60% de los precios de las mercancías, especialmente de los productos no alimenticios. Los precios de los servicios aumentaron 0.47% mensual, impulsados por el crecimiento estacional de los precios de servicios turísticos relacionados con las vacaciones de Semana Santa. En términos anuales, la inflación subyacente cerró el mes en 4.12%, desde el 3.87% observado en febrero.

Los precios no subyacentes crecieron 1.69% mensual, equivalente a una tasa anual de 6.31% después del 3.43% anual registrado en febrero. El incremento anual en marzo fue menor que nuestra proyección de 6.41% y estuvo en línea con la estimación del consenso de 6.32%. Los precios de la energía aumentaron 2.75% mensual, principalmente por la expansión de los precios de la gasolina y el gas. Los precios agropecuarios registraron un crecimiento mensual de 1.27% debido, en gran medida, a los aumentos en los precios del huevo, limón y tomate verde.

Citibanamex confirmó su estimación para la inflación general al cierre de 2021 de 4.2%. La inflación general anual continuó acelerándose, alcanzando su mayor nivel desde diciembre de 2018. Si bien esto se relaciona en parte con la baja base de comparación de la inflación de los energéticos (fue de -6.5% anual en marzo de 2020), también es resultado de los incrementos acumulados en meses recientes; en este sentido, la inflación general mensual de 0.83% es un máximo para un mes de marzo desde 1999. La inflación subyacente anual también repuntó, impulsada principalmente por los precios de las mercancías. Hacia adelante, seguimos anticipando que la inflación anual alcanzará su punto máximo en abril (5.5%). Esta debería comenzar a disminuir desde mayo, a medida que empiece a observarse el efecto de bases de comparación anual favorables y se estabilicen los precios de los energéticos, mientras que la amplia holgura económica mantendría a raya las presiones de demanda. Vemos la inflación subyacente y general al cierre de año en 3.7% y 4.2%, respectivamente (desde los previos 3.5% y 4.0%).

Minutas de Banxico: Decisión de marzo no tan “unánime” como pensamos. Aunque la decisión de mantener la tasa en 4% en marzo fue unánime, la minuta de la pasada reunión de Banxico muestra mucha más disidencia de la que se evidenció en el comunicado. La discusión en la minuta se da con un tono evidentemente más restrictivo que en minutas anteriores o incluso que en el comunicado correspondiente, al menos hasta antes de la sección de política monetaria. El Índice de Restricción basado en Minutas (IRM) fue de 0.15, todavía relativamente neutral (es decir, cercano a cero) pero con el primer valor positivo que vemos desde noviembre de 2018. Sin embargo, la sección de política monetaria muestra que tres miembros de la Junta consideran la decisión de mantener la tasa sin cambio como una "pausa", lo que significa que continuarán buscando la "ventana de oportunidad" adecuada para realizar al menos otro recorte.

El llamado a la “prudencia” provino principalmente por preocupaciones de una mayor inflación y de estabilidad financiera. El análisis del texto arroja que las referencias a "prudencia", "cautela", "cuidado" y términos similares aumentaron significativamente en relación con al menos las tres minutas anteriores. A su vez, también aumentaron las alusiones a la “volatilidad” y la “incertidumbre” en el contexto de las “condiciones financieras” y del aumento de las “tasas de interés”. También notamos que las declaraciones respaldadas por “todos” los miembros estuvieron especialmente vinculadas a la reciente turbulencia en los mercados financieros globales, el aumento de las tasas de largo plazo y los aumentos en la inflación observada y esperada para los próximos meses.

¿Reconfiguración de fuerzas? Es de sorprender el énfasis sobre que la decisión de política constituye una “pausa” porque, si bien esta es la opinión de la mayoría, no figura en el comunicado. Más importante aún, encontramos que este acento es inesperado porque es de pensarse que el Gobernador Díaz de León no forma parte de tal mayoría, lo que implicaría que la postura de la Subgobernadora Borja está claramente más del lado de Esquivel y Heath en el bando de los “palomas” (o miembros que aún se muestran proclives hacia disminuciones de tasa adicionales).

En opinión de Citibanamex, los riesgos de más recortes siguen siendo más elevados que los que favorecerían alzas, aunque vemos muy poco probable que la tasa disminuya en los próximos meses. Los miembros “palomas” parecen ávidos de encontrar esa “ventana de oportunidad” que permitiría dar un nuevo impulso a una economía muy débil, aunque reconocen la necesidad de actuar con cautela ante los riesgos vigentes. Se entiende el dilema, aunque no estamos persuadidos de que vaya surgir tal ventana de oportunidad, o incluso de que un recorte adicional de 25pb en unos meses tenga un impacto importante sobre la demanda interna. Aun así, el sesgo en las preferencias de la mayoría de la Junta es claro y, por lo tanto, es de esperar que los recortes dependerán de cuán convincente sea la disminución de la inflación a partir del verano, una vez que haya pasado el pico anticipado en abril.

Citibanamex mantiene su pronóstico de que no habrá más recortes. La política de comunicación de Banxico ha sido errática y la guía futura ha estado ausente durante toda la pandemia. Si bien vemos que al menos algunos miembros de la Junta albergan aún esperanzas de que la amplia holgura en la economía se traduzca en algún momento en tasas de inflación mucho más bajas, Citibanamex piensa que es menos probable que esto ocurra a medida que la economía se recupere. Mientras tanto, las presiones alcistas sobre la inflación continúan acumulándose. Sin embargo, la Junta todavía parece reacia a reconocer que los riesgos de inflación están sesgados al alza. La incertidumbre sigue siendo elevada —posiblemente más que antes, inclusive, según el análisis de texto de la minuta mencionado anteriormente—; sin embargo, la referencia al balance de riesgos de inflación “incierto” desapareció. En opinión de Citibanamex, la Junta seguirá los datos día a día en sus decisiones, lo que dificulta evaluar con precisión el futuro de la política monetaria; no obstante, prevén que la volatilidad se mantenga elevada y que la trayectoria de inflación quede significativamente por encima de la que anticipa Banxico a partir del 3T. Por lo tanto, anticipan que la tasa de política se mantendrá en 4% mientras la Reserva Federal no aumente la tasa de referencia en EE.UU.

Con información del Grupo Financiero CitiBanamex*

OFICINAS PROSPECTA

Blvd. Adolfo López Mateos 3401 Ote.
Fracc. Julián de Obregón
C.P.: 37290

León, Guanajuato, México

Tel. (477) 152 9000 ext. 9072
Fax (477) 152 9005

LADA SIN COSTO

01 800 522 42 34
01 800 248 90 00

SÍGUENOS

© Todos los derechos reservados 2013. Adolfo López Mateos #3401 Fraccionamiento Julián de Obregón, 37290 León, Guanajuato - 01 477 152 9000