ECONOMÍA: Informes sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre de 2022.

Resumen ejecutivo

• La economía de México continúa fortaleciéndose. En la primera mitad del año, el crecimiento del PIB fue de 2% anual, y en variaciones trimestrales ha registrado tres períodos consecutivos de expansión.

• Esto permitirá al Gobierno de México finalizar el año con agregados fiscales en equilibrio y continuar con los apoyos a las familias mexicanas a través de los programas sociales y el subsidio a la gasolina. Además, se seguirá invirtiendo en proyectos de infraestructura que detonen el crecimiento en todas las regiones del país.

Al cierre de junio, los ingresos totales del sector público aumentaron 4.9% real respecto al primer semestre de 2021, ya considerando los estímulos del IEPS de gasolinas que han permitido contener las presiones inflacionarias. Este desempeño se debe al aumento de los ingresos petroleros y al buen desempeño de los ingresos tributarios. Destacan el aumento en la recaudación del ISR, IVA e importaciones en 16.1, 3.4 y 24.4% real anual, respectivamente.

La deuda pública continúa con una trayectoria estable y sostenible como resultado de una política fiscal prudente y de la implementación de diversas operaciones de manejo de pasivos. Esto ha sido reconocido por siete de las ocho agencias globales que califican la deuda soberana, de las cuales seis han ratificado la calificación de México. Todas las revisiones de la calificación al primer semestre mantienen una perspectiva estable, lo que indica que es probable que durante este y el próximo año no haya cambios en la calificación crediticia.

 

Agencia GAEAP. 1/08/22.- La Secretaría de Hacienda y Crédito Público publicó su Informe sobre la Situación Económica, las Finanzas Públicas y la Deuda Pública al segundo trimestre de 2022. A continuación se presentan los aspectos más relevantes del mismo:

Situación económica

• A lo largo del segundo trimestre, la economía global enfrentó retos importantes caracterizados por los efectos de las tensiones geopolíticas, la prolongación de las disrupciones en las cadenas de valor, la volatilidad en los mercados financieros y los elevados precios de las materias primas y alimentos, que después de alcanzar máximos históricos comenzaron a descender a finales de junio.

• En este contexto, el FMI redujo su expectativa de crecimiento global al pasar de 3.6 a 3.2% anual para 2022. No obstante, la perspectiva de crecimiento de México para este año mejoró a 2.4% anual desde 2%. Asimismo, de acuerdo con el FMI, la inflación a nivel mundial cerrará el año en 8.3% anual, su tasa más alta desde 1995 cuando se situó en 12.6%. Frente a esto, los bancos centrales de economías avanzadas y emergentes han adoptado una postura monetaria cada vez más restrictiva, a fin de mantener las expectativas de inflación ancladas.

Con respecto a la economía mexicana, en el segundo trimestre del año, la actividad económica se desempeñó positivamente en el agregado, aunque algunas industrias aún enfrentan retos importantes derivados de la compleja situación económica a nivel mundial, así como las presiones inflacionarias y la evolución de los contagios por COVID-19.

La estimación oportuna del PIB para el segundo trimestre del año registró un crecimiento trimestral de 1%, con cifras ajustadas por estacionalidad y acumuló 2% de crecimiento anual en lo que va del año. Al interior, todas las actividades registraron aumentos trimestrales con cifras ajustadas por estacionalidad: las primarias 0.9%, las secundarias 0.9% y las terciarias 1%.

En cuanto a la demanda interna, en abril el consumo privado registró un incremento mensual de 0.8%, con cifras ajustadas por estacionalidad, con lo cual liga diez meses de expansiones consecutivas, situación que no se registraba desde 1994. Por su parte, la inversión fija bruta exhibió un crecimiento mensual de 1.9% en el mismo periodo, con cifras ajustadas por estacionalidad, con lo cual registra dos meses consecutivos de avances.

• En cuanto al mercado laboral, el segundo trimestre tuvo cifras positivas. De acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, en el segundo trimestre la población ocupada aumentó en 1.3 millones de empleos respecto al promedio del trimestre previo. Con cifras del IMSS, el nivel de empleo formal aumentó en 172 mil plazas respecto al cierre del trimestre anterior, con cifras ajustadas por estacionalidad. En su interior destacó el aumento de 155 mil plazas de trabajo permanentes, tendencia que acumula 23 meses consecutivos de incrementos.

• En materia de precios, al igual que en el resto del mundo, durante el segundo trimestre de 2022 la inflación continuó con una tendencia al alza al ser presionada principalmente por factores de oferta externos como el aumento en los precios de energéticos y alimentos, así como por la escasez de materiales industriales. No obstante, también se han visto presionados por sequías y los brotes de gripe aviar —sobre todo en el norte del país—. Así, la inflación general del segundo trimestre promedió 7.77% anual, superior en 0.51 puntos porcentuales al promedio del trimestre anterior.

Respecto al comercio exterior, éste mantuvo un comportamiento positivo al alcanzar máximos históricos, en donde el valor de las exportaciones totales aumentó 5.6% respecto al trimestre previo, impulsado por las exportaciones petroleras y manufactureras, al tiempo que el valor de las importaciones totales creció 12.1% trimestral derivado del buen desempeño de las importaciones petroleras e intermedias no petroleras.

Durante el segundo trimestre del año, el peso mexicano registró una depreciación de 1.3% frente al dólar, la cual se compara favorablemente con el desempeño de las divisas de Chile, Argentina, Brasil y Colombia, países que exhibieron depreciaciones de 16.8, 12.8, 10.9 y 10.2%, respectivamente. A este comportamiento contribuyó el diferencial de tasas de referencia por parte del Banco de México y la Reserva Federal de Estados Unidos, un déficit moderado en cuenta corriente e indicadores fiscales estables.

Ingresos públicos

• En materia de finanzas públicas, en la primera mitad del año los resultados en los principales indicadores fueron mejores a lo esperado. Los ingresos presupuestarios del sector público sumaron 3 billones 305 mil 119.5 millones de pesos, cifra superior en 4.9% real respecto al primer semestre de 2021.

Los ingresos petroleros ascendieron a 594 mil 193.7 millones de pesos, mostrando un crecimiento real de 29.4% con respecto a enero-junio del año anterior; estos fueron impulsados al alza por un mayor precio del petróleo, que en promedio pasó de 59.9 dólares por barril en el primer semestre de 2021 a 97.4 dpb en el mismo periodo de 2022. En particular, los ingresos del Gobierno Federal y Pemex mostraron crecimientos reales anuales de 37.6 y 24.4%, respectivamente.

La recaudación tributaria se mantuvo sólida al ubicarse en 2 billones 49 mil 680.5 millones de pesos y presentar un incremento real anual de 2.7% con respecto a los primeros seis meses de 2021, incluso considerando la menor recaudación por el IEPS de combustibles y el subsidio complementario. Al excluir este efecto, la recaudación fue superior a lo previsto en 172 mil 842.2 millones de pesos y en 11.9% real anual, hilando siete meses de crecimiento anual consecutivo.

Como resultado de las acciones emprendidas por el SAT para mejorar el cumplimiento de las obligaciones fiscales, en el periodo enero-junio los ingresos por concepto del ISR e IVA fueron mayores en 16.1 y 3.4% anual en términos reales, respectivamente, destacando siete meses de crecimiento anual consecutivo en el caso del ISR y tres en el caso del IVA. A su vez, resaltó el desempeño del impuesto sobre las importaciones, que de forma anual se incrementó en 24.4% en términos reales, ligando así 17 meses de crecimiento anual.

• Los ingresos no tributarios sumaron 205 mil 509.2 millones de pesos, monto superior en 77 mil 668.8 millones de pesos respecto a lo aprobado pero inferior a lo observado en el primer semestre de 2021 en 21.6% real anual. La expansión respecto al programa se explica por la mayor recaudación de derechos en 43 mil 620.6 millones de pesos, principalmente.

Gasto público

• Por otra parte, en materia de gasto, no solo se mantuvo un crecimiento adecuado de las erogaciones con respecto al año previo, sino que se logró contener el aumento del gasto no programable relacionado con el costo financiero de la deuda. De esta manera, el gasto neto total del sector público se ubicó en 3 billones 508 mil 802.4 millones de pesos, lo que representó un crecimiento real anual de 2.1% con respecto al primer semestre de 2021.

• Durante la primera mitad del año, el gasto en protección social alcanzó los 736 mil 567 millones de pesos, mostrando un crecimiento real anual de 7.5%, como parte del interés por abonar al bienestar de la población de más bajos ingresos.

• Por su parte, el gasto en desarrollo económico se expandió 3.8% real respecto al primer semestre de 2021, alcanzando el tercer año consecutivo de crecimiento con cifras acumuladas a junio. También destacó el avance de los proyectos prioritarios de infraestructura, los cuales están impulsando la integración regional y la reactivación económica del país en general.

• En el periodo enero-junio, las participaciones a entidades federativas y municipios se ubicaron por arriba del programa en 51 mil 519.1 millones de pesos, con un aumento de 9.7% real con respecto al mismo periodo de 2021.

Balance fiscal

• En cuanto a los balances fiscales, en la primera mitad del año estos fueron mejores a lo esperado como resultado del buen desempeño de los ingresos petroleros y tributarios. El balance primario se ubicó en 200 mil 505.3 millones de pesos, lo que representó una mejora en 196 mil 814.4 millones de pesos con respecto a lo programado.

El déficit público se situó en 204 mil 848.6 millones de pesos, menor al déficit programado en 185 mil 343.3 millones de pesos. Además, destaca que esta cifra es inferior en 26 mil 348.4 millones de pesos respecto a la registrada en los primeros seis meses de 2021. En este marco, los Requerimientos Financieros del Sector Público, la medida más amplia del déficit, se ubicaron en 266 mil 485.3 millones de pesos.

• Con base en los resultados obtenidos al primer semestre de 2022, la Secretaría de Hacienda y Crédito Público prevé cerrar el año con un balance público alineado con el monto previsto en el programa. Además, la SHCP estima que los RFSP se ubicarán en 3.8% del PIB, lo que colocará al SHRFSP en 48.8%.

• En cumplimiento con la normatividad, el saldo de los fondos de estabilización continúa en una senda creciente. Al cierre de junio, los tres principales fondos registraron un saldo de 68 mil 820 millones de pesos, impulsado al alza por un incremento de 15 mil 079.2 millones de pesos en el Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios durante los primeros seis meses del año.

Al cierre de junio, la deuda neta del sector público se situó en 13 billones 259 mil 989.8 millones de pesos, al tiempo que el SHRFSP, la medida más amplia del saldo de la deuda, ascendió a 13 billones 249 mil 507.4 millones de pesos, equivalente a 45.7% del PIB. Este resultado ubica a deuda pública en una trayectoria estable y sostenible y es reflejo de una política fiscal prudente, así como de la estrategia activa del Gobierno Federal de refinanciar sus pasivos tanto en los mercados locales como internacionales.

OFICINAS PROSPECTA

Blvd. Adolfo López Mateos 3401 Ote.
Fracc. Julián de Obregón
C.P.: 37290

León, Guanajuato, México

Tel. (477) 152 9000 ext. 9072
Fax (477) 152 9005

LADA SIN COSTO

01 800 522 42 34
01 800 248 90 00

SÍGUENOS

© Todos los derechos reservados 2013. Adolfo López Mateos #3401 Fraccionamiento Julián de Obregón, 37290 León, Guanajuato - 01 477 152 9000